YANG PEIYI - CHINE POSTES. BOLSO SHOPPING. COLECCIÓN "A SACO"

Exterior confeccionado en loneta 70% algodón, 30% poliester, con ollaos metálicos color plata envejecida. Forro interior de loneta con bolsillo. Asas en piel de becerro.

Algo más que una etiqueta

Cuando adquieres uno de nuestros bolsos, te llevas también una pequeña obra de arte. Hemos imprimido en la etiqueta una pequeña reproducción en loneta, de la obra en la que está inspirado tu bolso, así podrás enmarcarlo con un paspartu y disfrutar de un pequeño cuadro.

Un bolso con historia

YANG PEIYI

Homenaje a Yang Peiyi, la niña que con sólo siete años, puso su voz en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín el 8 de agosto de 2008, aunque nadie lo supo hasta pasados varios días.

Yang Peiyi es una estudiante nacida en 2001 en Pekín, donde cursa sus estudios en una escuela primaria asociada a la Universidad de esta ciudad. Además de ser una excelente alumna, cuenta con una prodigiosa voz para cantar.

Su maestra describió a la pequeña en su blog como una alumna superdotada en la escuela: “No le gusta presumir, es fácil de llevar, es disciplinada y de buen comportamiento, con un amor enorme por la Ópera de Pekín”.

Yang, propietaria de la melodiosa voz, estuvo ensayando durante mucho tiempo para cantar en el gran día de la inauguración, pero en las últimas horas a los organizadores del espectáculo, les pareció que ella no era lo suficientemente guapa para ser presentada en el estadio como icono de la belleza y de los valores de la mujer china, por lo que decidieron reemplazarla por otra niña que, sin dar una sola nota, simuló cantar la “Oda a la Patria”, cuando en realidad era la voz de Yang Peiyi la que sonó en directo cantando en el mismo estadio, pero confinada en una pequeña habitación donde nadie pudiera verla.

El director musical de la ceremonia de apertura, Chen Qigang reconoció y explicó el porqué de esta decisión: “Fue por motivos de interés nacional, la niña tenía que aparecer perfecta en cámara, sus sentimientos, su expresión... y Lin Miaoke, la niña que hizo el playback, es excelente en esos aspectos. La decisión se tomó en el politburó, teníamos que hacerlo. Hubo varias inspecciones, eran muy estrictas. Cuando ensayamos había espectadores de varias dependencias, sobre todo líderes del politburó que dieron su opinión:
“Hay que cambiarla”.